El pasado 30 de septiembre de 2016 se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes Generales una propuesta de ley planteada por el Grupo Parlamentario Ciudadanos, intentando que se tramite y publique en un breve período de tiempo.

Para que todos entendamos qué supone esto debemos explicar que los grupos parlamentarios tienen la opción de plantear al Gobierno propuestas de ley para tratar temas importantes. Dicha propuesta, tras su publicación en el Boletín Oficial de las Cortes Generales, se pasará al Pleno del Congreso para su debate.

Y ¿por qué ponen en su punto de mira a los autónomos? Pues porque, tal y como explica la propuesta de ley, los autónomos estamos creciendo en número, estamos contratando cada vez más trabajadores (y por tanto sacando a ciudadanos de las listas del paro) y por consiguiente estamos ayudando, con grandes esfuerzos, a la mejora de la economía española. Por todo esto es lógico que por los poderes públicos se nos eche una mano, con el fin de hacer que nuestro esfuerzo sea un poquito menos duro.

Vamos a comentar algunos de los puntos que recoge dicha propuesta:
1. Admite parcialmente la deducción de facturas de suministros respecto de aquellos autónomos que realicen su actividad desde su domicilio sin disponer de local evitando, respecto a la ley actual, discrecionalidad en las comprobaciones.
2. Mejorar los mecanismos de segunda oportunidad, de tal modo que una quiebra no suponga el fin, sino un aprendizaje de cómo no se deben hacer las cosas para no volver a quebrar estableciéndose, por ejemplo, protegen la vivienda habitual.
3. Reducir las cargas administrativas de tal modo que se establecen diferentes porcentajes de recargo, en relación a cuándo se hace efectiva la deuda por ingreso fuera de plazo de las cuotas a la Seguridad Social.
4. Se cambia el punto de vista de las sanciones ya que, a falta de pruebas que acrediten la habitualidad de una actividad, se entenderá que la actividad que realiza un trabajador por cuenta propia o autónomo no es habitual cuando los rendimientos netos obtenidos por dicha actividad no superen el umbral del Salario Mínimo Interprofesional computado en el año natural.
5. Las afiliaciones, las altas iniciales y las bajas computarán desde el día en que aquellas se produzcan, y no desde el primer día del mes correspondiente evitando importantes costes injustos.
6. No existirá la obligación de cotizar por cuotas fijas cuando los rendimientos netos no superen el umbral del Salario Mínimo Anual computado anualmente.
7. Se permite compatibilizar la realización de trabajos por cuenta propia con la percepción de una pensión de jubilación.
8. Se amplía la cuota reducida de 50 euros para los nuevos autónomos hasta los doce meses, haciéndose extensible a aquellos que vuelvan a emprender una actividad.
9. Se equipara la prestación por cese de actividad de los autónomos a la prestación por desempleo de los trabajadores por cuenta ajena, creándose a su vez un subsidio por cese de actividad, similar al subsidio por desempleo de los trabajadores por cuenta ajena, del que podrán ser beneficiarios los trabajadores autónomos que hubiesen agotado su prestación por cese de actividad cumpliendo una serie de requisitos.
10. La cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, de los autónomos que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los dos años inmediatamente anteriores en el Régimen de Autónomos, se reducirá a la cuantía de 50 euros mensuales durante los doce meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, en el caso de que opten por cotizar por la base mínima que les corresponda.
11. Se intenta favorecer la conciliación vida laboral-familiar de los autónomos permitiendo contratar a un trabajador en supuestos de cuidado de familiares a cargo, maternidad, o incapacidad temporal, o ante circunstancias excepcionales de acumulación de pedidos. Se mejoran las bonificaciones para los autónomos por cuidado de familiares, maternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia, o por paternidad, así como para las autónomas que se reincorporan a su actividad después de la maternidad.
12. Se intentará que los trabajadores autónomos coticen por formación profesional con el fin de que los autónomos puedan acceder a los mismos recursos de formación para el empleo que los trabajadores por cuenta ajena.
13. Se pueda optar, en cualquier trimestre, por compensar o solicitar la devolución del IVA por los gastos que realicen en la adquisición de bienes de inversión.
14. Un punto importante y que supone la quiebra de muchos autónomos y pequeñas empresas es la obligación por parte de las Administraciones de comprobar el cumplimiento de los plazos legales de pago de las empresas adjudicatarias de contratos públicos con sus suministradores y subcontratistas, que estarán obligadas a facilitar información y certificar el cumplimiento de sus pagos.

Sin duda si esta ley sale adelante, será un gran avance en nuestros derechos

Elena Moreno García
Abogada
@elenamlawyer
@DolorierAbogado
www.dolorier-abogados.com
info@dolorier-abogados.com