Lo primero que debo decir es que las cláusulas suelo en sí mismas no son ilegales, la ilegalidad aparece cuando la entidad bancaria no ha sido transparente con el usuario, es decir, que tu banco en ningún momento te explicó en qué consistían las cláusulas suelo de tu hipoteca, incluso en algunos muchos casos, el usuario no sabía que estaba firmando una escritura que contenía este tipo de cláusula, tampoco recibiste la oferta vinculante, documento que se debió entregar con al menos una antelación de 3 días a la fecha de firma de la escritura, documento donde se detallan las condiciones de tu hipoteca. Toda esta falta de información, de transparencia por parte de las entidades bancarias para con sus Clientes, es lo que convierte inmediatamente a las cláusulas suelo en ilegales y por tanto nulas. Las entidades bancarias jugaron con la información a su favor, y así consiguieron que muchos usuarios firmaran una hipoteca con cláusula suelo, sin saber lo que estaban firmando.

Ahora bien, ¿qué es la cláusula suelo? Es una cláusula contractual que establece un límite mínimo al interés a aplicar en la cuota, aunque el tipo de interés baje. Dicho de otro modo, si tienes una cláusula suelo de 3,5%, aunque el EURIBOR baje a 1%, tú sigues pagando en relación al 3,5%, con lo cual las cuotas de tu hipoteca no disminuían. Esto beneficia a la entidad bancaria, porque ya que cuando los tipos de interés bajan o incluso están en negativo (como ha pasado con el EURIBOR), la cláusula suelo impide que esa disminución se vea reflejada en la cuota mensual de la hipoteca.

¿Qué ha sucedido? Que los usuarios se han informado, se han asesorado y han luchado por sus derechos, todo en aras de recuperar el dinero que han pagado de más ¨gracias¨ a las cláusulas suelo. A nivel legal, se han conseguido importantes avances y logros, el primero fue la sentencia del Supremo que declaró las citadas cláusulas nulas y dictaminó la devolución de las mismas, PERO a partir del 09 de mayo del 2013. Este primer avance no fue suficiente ni del todo justo, porque la limitación para la devolución de las cláusulas suelo, seguía dando beneficio a las entidades bancarias. Entidades que podían quedarse con ese dinero cobrado indebidamente antes de la fecha indicada por el Supremo.

Es ahí donde la lucha legal continúa, y se acudió al TJUE- Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Tribunal con potestad jurisdiccional en toda la Unión Europea). Este Tribunal el pasado 21 de diciembre emitió sentencia indicando que la retroactividad de las cláusulas suelo debe ser total, es decir, desde la firma de la hipoteca, y no desde mayo 2013 como indicó el Tribunal Supremo Español. Este segundo paso, representa para todos los que luchamos por estos asuntos, un avance importante y refuerza de alguna manera la confianza en la justicia, aunque esta justicia tenga que venir de Luxemburgo, donde el TJUE tiene su sede.

Cuando conocimos la sentencia del TJUE, no pudimos contener la alegría, suspirando de alivio por los pasos alcanzados. Lucha que lleva años, y usuarios que llevan años esperando una respuesta a sus procedimientos.

Pero, ¿qué ocurre ahora? Que el Gobierno intenta ¨controlar¨ la aplicación de la sentencia del TJUE por parte de las entidades bancarias, convirtiéndose en una especie de protector de los más fuertes, porque considero que los mecanismos de decisión que le está otorgando a las entidades bancarias, siguen dejando a los usuarios en desventaja. Las buenas intenciones que el Gobierno procura, y de las cuales intento no dudar, no son suficientemente imparciales, ya que otorga a las entidades bancarias la facultad de decidir cómo devolverá esas cantidades cobradas indebidamente, tendrá un plazo para ello, y mientras tanto los usuarios que siguen pagando cantidades elevadas en sus cuotas mensuales deben estar a expensas de que su entidad bancaria se comunique con ellos y que buenamente les haga una propuesta. Propuesta que puede no ser la devolución de las cantidades exactas, si no una cuantía menor. Aquí hay que tener cuidado, porque como decía mi abuela: ¨Los bancos nunca pierden¨, y aquí añadiría, ¨si están respaldados por el Gobierno, saldrán ganando.

Lo que debe ser y lo que sería lo justo, es que sin tener que esperar dos o tres meses, los usuarios soliciten a los bancos la devolución inmediata de las cantidades abonadas, durante años, sin mayores dilaciones, y que éstas devoluciones contengan además los intereses generados durante todos estos años., y si tardan en devolver, intereses por la demora.

Hoy viernes 20 de enero, el Gobierno publicará el Decreto Ley donde procurará a todos los usuarios afectados por las cláusulas suelo medidas de protección para los consumidores y que faciliten la devolución de las cláusulas suelo, no dejemos que el título nos engañe. Veamos el contenido y esperemos que no sea un mecanismo de protección para las entidades bancarias frente a los usuarios que desean recuperar su dinero.

¿Mi consejo? Estar bien asesorado en todo el procedimiento fuera y dentro de los Tribunales. Si las negociaciones serán directamente con las entidades bancarias, asesórate y comprueba con un profesional que las cantidades que tu entidad bancaria quiere devolverte sean realmente las cantidades que te corresponden. Si consideras que no es la cantidad que has pagado ni los intereses que esas cantidades han generado, siempre puedes reclamar lo que te corresponde. Existen vías legales para ejercer tus derechos, utilízalas a tu favor.

Katherine Dolorier del Águila

Abogada

@DolorierK

www.dolorier-abogados.com

kdolorier@dolorier-abogados.com

T. 91 451 46 19

M. 601 07 71 63